La dieta mediterránea, clave para prevenir el cáncer

03 Julio 2014 Escrito por 
Publicado en Artículos de interes

dieta-mediterranea1

Esta alimentación es beneficiosa para la salud y longevidad.

Es ya conocido: la dieta mediterránea previene enfermedades del corazón y neurodegenerativas. A estos beneficios hay que añadirle sus propiedades anticancerígenas.

Diferentes estudios sugieren que quienes consumen una dieta mediterránea tienen menos riesgo de tener cáncer de seno, cáncer colorrectal, cáncer gástrico y cáncer de páncreas.

Y sus beneficios no se limitan solo a ciertos tipos de cáncer. En un estudio publicado en el British Journal of Cancer, se examinó la adherencia a esta dieta en un grupo de más de 478 000 individuos.

Se encontró que quienes se apegaban más a la dieta mediterránea, tenían menos riesgo de tener cáncer.

Entonces, ¿cómo seguir la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea se refiere a la alimentación tradicional mantenida por los habitantes de las zonas productoras de aceitunas de la región del Mediterráneo.

Frutas, vegetales, legumbres y granos son la base de la alimentación. Escoge aquellos vegetales que hayan sido lo menos procesados posibles; prefiérelos frescos y crudos o ligeramente cocinados. Estos alimentos te proporcionan fibra; además, al consumirlos de esta manera, conservan sus vitaminas y minerales.

Los carbohidratos complejos, como el pan, el arroz y la pasta, también son parte importante de la dieta. Sin embargo, consúmelos de preferencia integrales.

El aceite de oliva es característico de esta dieta. Se lo usa para cocinar y también se lo consume crudo —por ejemplo, en ensaladas—. Contiene grasas monoinsaturadas, las cuales son saludables.

Otra fuente de estas grasas ‘buenas’ en la dieta mediterránea son las nueces y frutos secos. Para reemplazar el aceite de oliva, que podría resultar muy costoso, también se puede consumir el aguacate.

La principal fuente de proteína son los pescados, especialmente los pescados grises y azules; es decir: salmón, sardina y atún.

Lo que se debe evitar

En la dieta mediterránea, el consumo de carnes rojas y embutidos es esporádico. Asimismo, el consumo de lácteos es limitado.

Para condimentar los alimentos, usa la menor cantidad de sal posible. En la dieta mediterránea, las comidas se condimentan con otras especies naturales, como el ajo. También, evita el azúcar en las comidas y bebidas; limita al máximo los postres y dulces.

Consume limitadamente las grasas poliinsaturadas, las cuales son poco saludables.

Fuente:  http://www.saludoncocare.com/index.php/consejos-medicos/tips-de-prevencion/132-la-dieta-mediterranea-clave-para-prevenir-el-cancer.html

Visto 2787 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Super User

Administrador del Portal

157comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Redes Sociales

El Instituto Estatal de Cancerología es un hospital de tercer nivel, puede encontrar más información de nosotros en las redes sociales y en la pagina del estado de guerrero.

Busquenos en:

 

Dirección

Direccion:
Av. Ruiz Cortines 128-A Col. Alta Progreso, C.P. 39570
Tel:
(744) 445-6613
Fax:
(744) 445-8300
Email:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Instituto Estatal de Cancerología "Dr. Arturo Beltran Ortega"
Todos los derechos reservados 2018